Fundamentos del Reiki

Si has escuchado hablar del Reiki pero no tienes claro de qué se trata, no te preocupes. Además de ofrecerte el acceso a un tarot telefónico barato y fiable, también soy especialista en esta técnica de la que quiero hablarte en las próximas líneas.

Se trata de un método de sanación de origen japonés basado en la canalización de la energía vital hacia tu cuerpo a través de las manos del terapeuta. Cuando recibas Reiki, la energía de tu cuerpo se equilibrará y se disolverán los bloqueos energéticos que puedas tener. Ten en cuenta que no es algo que se pueda lograr en una sola sesión. En El Tarot de Ana María descubrirás de qué forma puede ayudarte el Reiki. De hecho, en muchos países se usa ya como alternativa a los tratamientos convencionales en los hospitales. No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo reconoce como terapia alternativa.

Un tetapeuta Reiki ha de ser consiente de la importancia de los chakras y saber cómo colocar las manos. Eso sería el nivel I. En el nivel II, después de lograr un crecimiento personal, el terapeuta aprende a usar ciertos símbolos sagrados muy antiguos con los respectivos Mantram (nombre-oración) para transmitir e irradiar mayor potencial energético. El nivel III es el de la conciencia, el de la realización. Por último tenemos el nivel de maestría. La meta es valerse de esta técnica natural para armonizar la energía vital colocando las manos en distintos puntos del cuerpo de la persona que recibe Reiki. No se trata sólo una técnica de relajación, sino que muchas personas recurren a esta práctica para tratar molestias físicas y estados emocionales complejos como bloqueos o conflictos internos sin resolver.

Hablábamos antes de los chakras, concepto básico para entender qué es el Reiki. ¿Sabes qué son? Básicamente, se trata de centros psíquicos del cuerpo y por los que tiene que circular la energía. Rigen varios aspectos de nuestra vida y hacen que cualquier emoción o pensamiento turben o desestabilicen esa energía que comentamos. Los chakras se reparten en siete puntos diferentes de nuestro cuerpo.  Cuando uno está cerrado, la energía se obstruye y aparece el bloqueo que podré ayudarte a subsanar.

 

La ubicación de los chakras es la siguiente:

– Muladhara o chakra raíz: entre el ano y los genitales. El color adecuado para este chakra es el rojo y su elemento es la tierra. Se bloquea por el miedo a lo que se teme.

– Svadhisthana o chakra sacro: se localiza en el sacro. Su color es el naranja y el elemento es el agua. Lo bloquea la culpa.

– Manipura o chakra del plexo solar: localizado por encima del ombligo, su color es el amarillo y el elemento es el fuego. Se bloquea por la vergüenza.

– Anahata o chakra del corazón: se localiza en el corazón. Su color es el verde, su elemento es el aire y se bloquea por el dolor.

– Vishuddha o chakra de la garganta: se localiza en la garganta. El color es el azul su elemento es el éter.

– Ajna o chakra del tercer ojo: se localiza entre los dos ojos. Su color es el violeta y se bloquea con la ilusión.

– Sahasrara o chakra de la corona: es el centro y conexión con la energía cósmica. Está en la parte superior de la cabeza y se bloquea por los lazos mundanos.

Tras analizar en una primera sesión los bloqueos que puede tener la persona, se actúa sobre los chakras que necesiten mayor limpieza y energía. En el Reiki se pueden usar piedras como la malaquita para absorber las energías negativas. Recuerda que ofrezco la misma fiabilidad y profesionalidad recurras a mis servicios como una de las tarotistas fiables por teléfono o como terapeuta de Reiki.

Si te gustó, compártelo!