¿Cómo sentimos la energía en una sesión de Reiki?

Quien lo haya probado lo sabrá, pero el que no, seguramente tenga curiosidad por saber qué se siente durante una sesión de Reiki. De esto precisamente nos ocupamos en este nuevo post de El Tarot de Ana María. De explorar algunas de las sensaciones más comunes que nos sobrevendrán durante la sesión.

La primera es un cambio en la temperatura interior del cuerpo. Es posible que te invada cierta sensación de frío, especialmente en los pies. Esto se debe al movimiento de energía y principalmente a los bloqueos que pueden existir. Muy pocas veces se da el fenómeno opuesto, el de la totalidad de calor.

Se darán también cambios en el ritmo de la respiración. Este estado es muy frecuente, especialmente en el momento de incidir en el tórax. Esto está relacionado directamente con las emociones internas de la persona que recibe Reiki.  Generalmente, al arrancar la sesión la respiración se acelera para después ajustarse en un estado de armonía y equilibrio corporal.

Si además de confiar en mi como tarot telefónico barato y fiable, te animas a probar el Reiki, puede que también notes cierta tensión en el cuerpo, cuando se pase por los chakras donde se acumule mayor estrés. El exceso de peso es una sensación muy frecuente en la terapia Reiki. Quien recibe la sesión notará una especie de presión en las zonas de su cuerpo que el terapeuta vaya manipulando. Lo que es muy poco frecuente es el cansancio muscular: Si se presenta, generalmente desaparece al término de la sesión.  Los escalofríos son en cambio muy comunes durante casi todas las sesiones de Reiki. Esta sensación puede permanecer durante algunas horas.

¿Por qué a veces se siente cierta sensación de vacío en los chakras mayores? Es frecuente en las primeras sesiones de Reiki. La razón es que los chakras presentan estados de bloqueo o energía insuficiente. Durante el Reiki puedes notar cómo tu cuerpo experimenta también temblores involuntarios debido al movimiento de la energía y al efecto de desbloqueo que se da, uno de los objetivos esenciales de la sesión. Los temblores serán más intensos cuanto más fuertes sean los bloqueos internos de la persona. En estos casos, serán necesarias varias sesiones de Reiki para que desaparezcan.

Por último, en las personas más sensibles al manejo de energía se suele dar una sensación de flotación o desprendimiento. En todo caso se trata de nuevas experiencias y hay que aprender a disfrutarla para que el Reiki cumpla su meta de mejorar nuestra calidad de vida.

Si te gustó, compártelo!