¿Cómo te puede ayudar un médium?

Además de recurrir a mi tarot telefónico barato y fiable, puedes precisar de mis servicios como médium. ¿Cómo te puedo ayudar? A grandes rasgos, podemos decir que un médium es una persona que tiene la capacidad de servir de enlace biológico y psíquico entre el mundo físico y la energía. Los estímulos que percibe para interpretar la energía son sobre todo estímulos eléctricos. Se trata de saber comprender las respuestas sensoriales como respuestas concretas e interpretarlas.

Hay diversas formas de interpretar la energía que se percibe. Por ejemplo, un médium con capacidad galvánica es capaz de percibir no sólo la energía remanente de las personas recientemente fallecidas, sino también ciertas percepciones sobre sucesos recientes con alta carga emotiva. Esto es así porque pueden impregnar un espacio físico con determinada carga electromagnética. Por su parte, los médiums psicométricos son aquellos que tienen la habilidad de interpretar la energía por medio del contacto físico. En cambio, los médiums clarividentes pueden ver personas o imágenes reales a través de la mente. Generalmente, el clarividente puede descubrir las intenciones de la persona que tiene delante. Por ejemplo, sus estados de ánimo. El clariaudiente tiene capacidad para oír la información generada por la energía remanente. Escuchan voces de espíritus o sucesos recientes que puedan haber impregnado de energía remanente determinado espacio.

En Tarot de Ana Maria te recuerdo que los médiums mejor dotados somos aquellos que presentamos desde la infancia todas estas características. Tradicionalmente se nos conoce como oráculos psíquicos. Quiero terminar viendo los distintos tipos de percepción: física, psíquica, vidente, auditiva, sonámbula y sensorial. La percepción física es la capacidad de la persona de comprender, interpretar y conceptualizar diversos estímulos energéticos. La psíquica, la capacidad de percibir impresiones sensoriales muy claras. La percepción vidente es visualizar de manera concreta espíritus, es decir, estructuras energéticas definidas. La percepción auditiva es recibir información concreta por el oído. La sonámbula se produce a través de sueños especialmente elaborados o cargados de significados cognoscitivos. Nos queda la percepción sensorial, la capacidad de ver, oír, palpar e incluso degustar interpretaciones energéticas.

Las mujeres médium somos mucho más visuales y podemos ver con mucha más claridad un espíritu. Algo que en mi caso me ayuda también a situarme como una de las tarotistas más fiables por teléfono. Maduramos emocional y mentalmente a una edad muy temprana ya que la sobreestimulación del lóbulo izquierdo del cerebro acentúa las características más primitivas de nuestra naturaleza. Por eso somos previsoras, analíticas e inteligentes emocionalmente hablando. Te invito a descubrirlo.

Si te gustó, compártelo!